Buscar este blog

jueves, 7 de julio de 2011

Trotada por La Sella

Salgo del trabajo a las 18:00, ataviado con la bolsa de la ropa (trail-running y una muda), nevera y camelback en dirección a la casa de Jaime.

Nos juntamos en la puerta de su casa, Atalanta, Álvaro, David, el propio Jaime y un servidor. Cargamos el coche y ponemos rumbo a La Sella. La trotada, parece que Jaime tiene claro que van a ser entre 2 y 4 hrs. veremos a ver que nos depara el destino.

Llegamos al aparcamiento de La Sella, y allí nos juntamos don Javier y Pedro de La Nucía. Son las 19:45 y todavía hace un calor sofocante, en mi camelback, colo un litro y medio de agua, espero sea suficiente. Comenzamos a andar y pronto comienza el trote. A nuestra derecha se puede divisar el puigcampana, colosal.

Continuamos y no mas de 4 km, como bien dice Jaime, toca enmerdarse, la pista desaparece y por delante de nosotros, solo hay maleza y bajada técnica o a través de terrazas naturales. Decidimos bajar por las terrazas hasta encontrar de nuevo la pista (pobres piernas).

Todos sonreiamos, todavía no había llegado la sorpresa.
Después de encontrar de nuevo la pista, continuamos rodeando la font de l'arc, y subimos por una senda, es tiempo para una barrita e hidratarse. El postre viene después, Jaime consigue unos higos que a priori tienen muy buena pinta, pero cuidado que llevan proteinas :-).

La pista comienza de nuevo a desvanecerse y encontramos una fuente (cerca de la masia santacucos). Siempre he sido un poco reticente a beber el agua que no ha sido previamente tratada; vamos a probarla... está que te cagas, no tiene sabor, fresca, esto espabila el alma.

Seguimos subiendo por una senda, hasta llegar a lo más alto, ahora toca la bajada, la senda está casi tapada en algunos tramos por la maleza, nos dejamos llevar y vamos a un buen ritmo. Al final nos reagrupamos en un punto antes de comenzar la bajada por el passet del goleró, impresionante bajada esculpida practicamente en la roca.


Se acabó la tontería, es hora de enceder las antorchas y bajar de esta peña. Terminando la bajada técnica del passet del goleró y a mitad de bajada, divisamos una casita en medio de la senda, bien cuidada, con su mesa de madera y sus bancos en el patio, es la típica casa, que serviría para dejar el estress de la semana y olvidarte del mundanal ruido.
Seguimos descendiendo, y comienza el asfalto, vamos amigos ya queda poco, nos espera nuestro merecido.

Al cabo de media hora más llegamos hasta los coches, es hora de cenar y darse un baño, que nos lo hemos mereceido (Birras, bocatas, papas) y un pastel de albaricoques que hizo Atalanta, que como dicen los andaluces, "Quita el sentio".

Todos con las cervezas galácticas de Álvaro y Jaime

Track y tiempos:

4 comentarios:

  1. Wapa la experiencia... Pronto más amigo.

    ResponderEliminar
  2. Fue una tarde-noche especial, con colores inusuales para ser miércoles. Las paredes aún más rojas con los rayos de sol de última hora de la tarde y luego el blanco radiante que nuestras prendas reflectantes le arrancaban a la luna. Que haya más noches así.

    ResponderEliminar
  3. Viva la tarta de albaricoque!!!! un abrazo a todos estos amantes de los trotes nocturnos con todo lo que conlleva

    ResponderEliminar
  4. Eres un máquina Elías....incansable, día y noche!!!!!!

    ResponderEliminar