Buscar este blog

martes, 14 de agosto de 2012

Circular al barranc de l'infern



El sendero PR-V 147, parte desde la localidad de Fleix (la Vall de Laguar), en la comarca de la marina alta. A veces, también llamado la catedral del senderismo. Su recorrido atraviesa varias veces el rio Girona, cuyo suelo está formado por grandes piedras blancas. El sendero, bien marcado y trazado en el suelo, tiene una longitud de unos 15 Km. aproximadamente.



El desnivel positivo acumulado es de unos 1000 mtrs. y no deja a nadie indiferente sus más de 6700 escalones que nuestros antepasados los moriscos construyeron en este.

Según la historia:
Vall de Laguar fue último reducto de la sublevación de los moriscos valencianos. En noviembre de 1609, ante su debilidad se rindieron y fueron expulsados definitivamente y conducidos al norte de África. El 14 de junio de 1611, Vall de Laguar era repoblado mediante escritura de nueva repoblación, por agricultores procedentes de la isla de Mallorca.

El recorrido se inicia en Fleix, pronto nos encontramos con la Font Frossa y un antiguo lavadero, desde aquí se coje el sendero que desciende hasta el barranco de l'infern. A los pocos minutos llegamos hasa el Forat de la Juvea, un agujero practicado en la montaña que permite pasar al otro lado de la montaña para seguir descendiendo.


Al poco cruzamos el cauce del rio Girona y volvemos a coger de nuevo la misma senda en ascenso. Dejaremos un momento la senda, pisando asfalto, para llegar hasta el pou de la Juvea. Coronamos la última colina, y un aire fresco hace revivir al corredor.


Juvees D'enmig, un reducto de unas cuantas casas, nos marca el camino a seguir, al poco estamos de nuevo en el sendero y desde este punto se puede divisar una gran parte del accidentado paraje. Comenzamos de nuevo el descenso al cauce del río Girona. Hacemos un alto en la Font de Reinós, para beber y conservar un poco la que llevamos en el Camelbak (nunca se sabe). Cruzamos de nuevo el cauce del río. A la derecha se ve un espectacular desfiladero, aunque por falta de tiempo decido dejarlo para la próxima visita.


Comienza de nuevo una nueva subida, bastante cómoda gracias a los escalones de la senda, esta me llevará a Juvees de Dalt, unas viejas casas abandonadas construidas de piedra con cisternas de agua. Al poco volvemos a descender de nuevo por el Barranc de Racons, senda fácil y rápida, nos dejará en la base de la última subida. La cual nos dará acceso a la carretera de asfalto que nos llevará a Benimaurell y desde aquí de nuevo a Fleix.



video


No hay comentarios:

Publicar un comentario